Aventuras Gráficas Indie y Amateur 1- The last Door

Con esta entrada doy el pistoletazo de salida a una serie de  artículos dedicados a las aventuras gráficas independientes y amateurs "GRATUITAS". Y para comenzar que mejor que hacerlo con una aventura point and click y con aspecto pixel art que está causando bastante revuelo por la red, su nombre es The Last Door, y de la cual personalmente he disfrutado el primer capítulo.


Las aventuras gráficas son los juegos de guión por excelencia."






Aventura desarrollada por :
   The Last Door ha sido desarrollado por varios artistas españoles que se hacen conocer como "The Game Kitchen". Consiguieron financiación para su proyecto por medio de Kickstarter y de este modo poder realizar una aventura gráfica clásica, point and click y con aspecto pixel art. Obviamente un tipo de proyecto así no habría podido ser financiado de otro modo. Sin embargo, y para darle en las narices a los incompresibles publishers, el juego está teniendo una gran acogida internacional, y ya ha sido traducido a numerosos idiomas.
The Game Kitchen sigue aceptando donaciones para su segunda temporada.

La primera temporada de la serie de terror ha sido concluida y ya se pueden jugar gratuitamente y en castellano los cuatro capítulos que la componen. Se pueden jugar online directamente desde su web, aunque también existe la opción de descarga directa: JUGAR A THE LAST DOOR

¿Pero de que va el juego?
Londres a finales del siglo XIX. Jeremy Devitt es un catedrático de Filosofía que recibe la misteriosa carta de un amigo de infancia. Tras su viaje a la mansión de su ex compañero, Devitt se verá inmerso en una serie de sucesos extraños y terroríficos que deberá ir solventando a base de investigar y resolver enigmas.

El universo del juego está espectacularmente conseguido, como un cuento de terror inspirado en los mundos de Poe o Lovecraf y guardando las distancias recuerda a la trilogía de la niebla de Zafón.
La música y los efectos de sonido te hacen entrar en el juego de lleno, si puedes jugarlo a solas y con escasa luz vas a sufrir y disfrutar mucho.
Al ser pixelart te hace imaginar aquello que no puedes distiguir con claridad y si tienes la mente tan turbia como la mía, seguramente eso aumente tu sensación de inquietud.

¿Quién coño iba a decir hace unos años que algo así se podría financiar?... no tengo nada más que decir salvo, ¡un aplauso!

0 comentarios:

Publicar un comentario